Ayudas Naturales contra Helicobacter pylori

Tiempo de lectura: 5 minutos

La bacteria Helicobacter pylori fue descubierta por el dr. Robin Warren en 1979 y junto al joven dr. Barry Marshall, ambos australianos, consiguieron demostrar que era la causante de gastritis y úlceras de duodeno y estómago, origen posible del cáncer gástrico. Se les concedió el Premio Nobel de Medicina 2005. La historia es curiosa ya que Barry Marshall se auto-infectó cuando no les permitieron realizar un estudio contando con personas para luego curarse con antibióticos.

Ayudas naturales para erradicar la Helicobacter pylori

La medicina convencional trata la Helicobacter pylori con varios antibióticos simultáneos, aunque muchos médicos integrativos lo hacen con antibióticos naturales y otros remedios antes de los antibióticos farmacéuticos. Lo que es obvio es que si tienes una grave infección de H. pylori has de seguir las indicaciones de tu médico y siempre consultar.

Se puede ser asintomático de H. pylori y no sentir molestias, entonces tu médico decidirá si es necesario o no erradicar la bacteria, ya que de hecho es una bacteria que si no es invasora anulando el ácido estomacal, tan necesario, tiene sus ventajas, además de formar parte del microbioma gastrointestinal.

Aceite de orégano

El gran antibiótico natural.

Aceite Ozonizado

En perlas, el ozono es un gran germicida y es muy efectivo, como dice esta publicación.

Ozolife softgels, de Ozolife Cosmetics, contiene 60 perlas con aceite de oliva y de girasol ozonizados con un índice de peróxidos de 3300 Meq02/kg. Hay que tomar las cápsulas con el estómago vacío, un poco antes de las comidas.

Probióticos

La cepa Lactobacillus reuteri es de vital importancia para el tratamiento de la H. pylori

El Pylofin HP de Ozolife es una combinación interesantísima como apoyo a la erradicación de la H. pylori, aquí puedes ver su ficha técnica, con L. reuteri y varios nutrientes que apoyan al sistema gastrointestinal.

Cada cápsula de Pylogastris de Plantis contiene 100mg. de Pylopass®. Las indicaciones son de 2 cápsulas al día mejor con el estómago vacío durante un mes, y después 1 cápsula/día durante otro mes. Así que la caja contiene el tratamiento entero.

Pylostop de MundoNatural, también es un probiótico pensado para hacer frente a la H. pylori, con L. reuteri.

Otros nutrientes que apoyan la erradicación de la H. pylori

Ajo

El ajo crudo ayuda en la erradicación de la H. pylori, lo que pasa que es difícil de digerir para muchas personas que la tienen, así que queda la opción del ajo negro, que seguro que hace bien para este tema y muchos otros, pero por favor lee la publi del ajo negro si has de operarte.

Astaxantina

Por su alto poder antioxidante y su composición favorable a la mejoría general del organismo.

Bismuto

La oligoterapia funciona muy bien y es inocua, comenta con tu médico. Al bismuto se le atribuyen propiedades anti-infecciosas muy interesantes, y a pesar de ser un metal pesado en esta presentación lo pueden tomar hasta niños pequeños, de hecho es ideal para tratar patologías ORL, y ¿por qué no añadirlo a una desinfección de H. pylori sin antibióticos farmacéuticos si ya se hace con ellos?

Comino Negro

Dicen del comino negro que lo cura todo menos la muerte. Su nombre científico es Nigella sativa. Hay que tomarlo molido, yo lo compro en semillas y voy moliendo según lo necesite, así que guardo en la nevera el comino molido y en la despensa las semillas enteras en su caja.

El Comino negro que más me gusta por su relación calidad/precio es el de Soria Natural.

Melena de León (Hericium erinaceus)

Un hongo clave en las molestias gastrointestinales, ya que colabora a la reparación de las mucosas y a las digestiones. Hay varias formas de incorporarlo a la dieta, quizás la más fácil es añadiéndolo a tus recetas en forma de polvo.

Si bien lo puedes tomar de forma más precisa en cápsulas.

Miel de Manuka

Tiene unas propiedades que se marcan por unidades de actuación. Parece ser que combinado con el comino negro da muy buenos resultados.

N-acetilcisteína (NAC)

Un potente antioxidante precursor del glutatión, que funciona muy bien en la terapia anti-H. pylori, como dice Cochrane, y médicos que lo confirman.

Vitamina C

Conclusión

Ante tantos nutrientes, los más importantes son los dos primeros, un buen aceite de ozono o aceite de orégano + un probiótico que contenga L. reuteri, como los que te muestro. Ahora se está creando una gran resistencia a los antibióticos farmacéuticos, por lo que ¿por qué no plantearse un tratamiento natural? Por favor comenta con tu médico o terapeuta de confianza.

Tu dieta y hábitos son también vitales, tanto para la H. pylori como para cualquier tema de salud, además previenen problemas, por lo que una dieta anti-inflamatoria, ejercicio físico y cuidar de tu psique es básico ¡Salud!

Publicaciones

(puedes usar el traductor de Google..)