Esguince de Tobillo

Tiempo de lectura: 2 minutos
esguince de tobillo vendado en rosa

Pues bien hace un par de días tuve una caída tonta pero que me produjo un dolor intenso en el pie izquierdo. Así que fui muy cojita a urgencias para ver si me había roto un dedo o el tobillo. Me hicieron placas y no había rotura, pero la traumatóloga que me atendió si que me diagnosticó un esguince de tobillo. Los ligamentos no salen reflejados en las radiografías.

Las recomendaciones médicas fueron: antiinflamatorio, reposo, hielo y paciencia.

Pero… yo quería un vendaje de kinesiología y un tratamiento más eficaz y rápido. Llamé a mi fisioterapeuta que me atendió enseguida: una sesión de masajes y correcciones en mi pie y el vendaje que ves arriba, que encima es chulísimo, y a andar como si nada hubiera pasado, aunque me moleste un poco. Pero he de decirte que me molesta poquísimo. No es que me haya saltado las recomendaciones médicas ni que te recomiende que lo hagas llegado el caso, todo lo contrario, lo primero el médico, y después soluciones diferentes si es que pueden ser.

Mi fisioterapeuta-osteópata, me recomendó una serie de ejercicios, que son prácticamente los que ves abajo en el vídeo. El si interpretó mi esguince como de grado 1, el más bajo ¡Qué suerte! Cuando fui habían pasado casi 48 horas desde el accidente, y ya estaba muchísimo mejor, según parece lo que yo había hecho recién lesionada funcionó bastante bien.

Y esto es lo que hice: tengo que contar que mi traspié fue por la tarde-noche, por lo que enseguida me apliqué una mezcla de aceite vegetal de aguacate con aceite esencial de Gaulteria, que es como ácido acetil-salicílico (aspirina) y Romero quimiotipo alcanfor, además de un antiinflamatorio natural, luego me acordé de que tenía Traumeel en pomada e hice otra mezcla añadiendo un par de gotas de Gaulteria y de Romero q. alcanfor y también me lo apliqué.

El siguiente vídeo nos sirve tanto a los que tenemos un esguince como a los que lo han tenido hace años, porque una vez que se ha producido deberíamos fortalecer el pie siempre.

Espero que te sirva. Salud, María